Inicio > Temas > Signos y Síntomas

    Signos y Síntomas

    Los signos más comunes del acné son espinillas negras, acné miliar, quistes, pústulas, erupciones en la piel con formación de costras, enrojecimiento alrededor de las erupciones, cicatrices en la piel.

      Signos y Síntomas

      Los signos más comunes del acné son espinillas negras, acné miliar, quistes, pústulas, erupciones en la piel con formación de costras, enrojecimiento alrededor de las erupciones, cicatrices en la piel.

        Signos y Síntomas

        La seborrea se produce en la cara, el cuero cabelludo, la zona central del tórax y en parte de la espalda. En la mayoría de los casos va acompañada de un aumento en la sudoración, ocasiona que la piel y el cabello ganen brillo y tengan un tacto untuoso. Además, puede favorecer que se den infecciones por bacterias y hongos de la piel. Como fenómeno, está también asociado a determinados trastornos de la piel (acné vulgar), rosácea, foliculitis,dermatitis seborreica y alopecia androgenética masculina) y en pacientes con enfermedades neurológicas, como la enfermedad de Parkinson.

         

        Los síntomas de la dermatitis seborreica se concentran en el cuero cabelludo, la zona central de la cara (frente, cejas, alrededor de la nariz y barbilla), el centro del pecho, la parte alta de la espalda, las axilas y las ingles. En el cuero cabelludo en concreto puede ser tan intensa que llegue a producir una costra que dificulte la salida del cabello. Los períodos en los que los síntomas se agudizan suelen alternarse con momentos en los que son más leves.

          Signos y Síntomas

          Uno o dos días antes de que el herpes labial aparezca, se puede sentir hormigueo, picor y ardor en el área afectada. Esta zona se observa un poco hinchada, enrojecida e inflamada. Generalmente, después de estos síntomas de advertencia, surge una pequeña ampolla acuosa que ulcera y forma una costra antes de sanar y desaparecer luego completamente. La erupción típica de herpes labial suele durar entre ocho y doce días.

            Signos y Síntomas

            Cualquier parte del cuerpo puede verse afectada por un eccema, aunque en la mayoría de los casos afecta a los pliegues de la piel, como el codo, la parte posterior de las rodillas, los tobillos y las muñecas, así como a la cara y el cuello.

              Signos y Síntomas

              –El síntoma más común que evidencia la presencia de hemorroides es el sangrado. Emitir sangre muy roja por el ano, ya sea en el papel higiénico o en forma de gotas que se observan en la taza. Aunque en el primer caso no es abundante, igualmente debe ser motivo de consulta al médico si persiste.El sangrado a través del ano puede ser síntoma de otras enfermedades menos benignas, como tumores en el colón o el recto, de modo que es recomendable consultar con el médico si el problema persiste.

              –Las hemorroides externas suelen causar, además del sangrado, picor y dolor. Sin embargo, las internas, que son las más comunes, no se acompañan de dolor.

              –Puede ocurrir, que las hemorroides desciendan desde el interior del ano y salgan al exterior presentando dificultad para volver a su posición original. Ese bulto en el ano causa un intenso dolor y malestar. A ese proceso se le conoce como prolapso.

              –Aun cuando la hemorroide se restablezca a la posición original, puede producir picor y quemazón en el ano al defecar o al limpiarse.

               

                Signos y Síntomas

                La caída del cabello presenta los siguientes signos y síntomas:


                –Aparición de pequeñas zonas (del tamaño de una moneda) sin pelo en la cabeza.


                –Caída sustancial de cabello al peinarse y al lavarse el pelo.

                 

                La pérdida progresiva de cabello, aun siendo menos frecuente, también puede aparecer en otras zonas del cuerpo además de la cabeza, como en las pestañas, las cejas y la barba.

                  Signos y Síntomas

                  Los síntomas de los problemas de piel por una ETS varían según cuál sea la infección en concreto. Sin embargo, hay síntomas comunes, como son la inflamación, la aparición de bultos, irritaciones inusuales, picazón, ardor, dolor cuando se orina o durante el coito, y/o flujo inusual de los genitales.


                  Algunas ETS desencadenan una afectación general que puede llegar a ser muy grave o mortal.

                   

                  Verrugas genitales

                  Las verrugas genitales se manifiestan a través de lesiones en zonas que se han traumatizado durante la relación sexual. Estas lesiones pueden ser únicas o múltiples. Generalmente, aparecen entre 5 y 15 lesiones con un diámetro de 1 a 10 mm. Se diferencian tres tipos de condilomas:


                  –Lesiones en forma de coliflor, con proyecciones digitiformes, muy vascularizadas y con distinto grado de queratinización.

                  –Lesiones en formas papulosas, generalmente de color moreno.


                  –Lesiones maculosas que se identifican por pequeños cambios de color en las mucosas genitales.


                  En los hombres incircuncisos, la zona más afectada es la cavidad prepucial. En cambio, en los circuncidados, el cuerpo del pene es el más afectado. El escroto, las ingles, el periné y la zona anal también pueden verse afectados. En las mujeres, las lesiones afectan generalmente a los labios mayores y menores, el clítoris, el meato uretral, la zona anal y la vagina. A veces, las mujeres pueden experimentar sangrado o flujo vaginal de color inusual.

                  Gonorrea Uno de los síntomas comunes de la gonorrea es la sensación de dolor y/o ardor cuando se orina. En las mujeres, se observa un cambio en el flujo vaginal, con una coloración amarilla o con sangre. También puede haber sangrado asociado con las relaciones sexuales por la vagina. En los hombres, los síntomas incluyen un flujo blanco/amarillo proveniente del pene y dolor. Tanto en hombres como en mujeres, si el recto está infectado, se produce irritación y/o flujo del ano.
                  Herpes genital

                  La fase primaria del herpes genital tiene un período de incubación de 2 a 12 días, en el que suelen aparecer sensaciones de quemazón, dolor y eritema en la zona genital o anal. Después, suelen aparecer múltiples vesículas dolorosas, que se ulceran en el pene, la región perineal o perianal, la vulva, la vagina o el cérvix, a veces con linfadenopatía inguinal (inflamación de los ganglios linfáticos de las ingles). Estas alteraciones suelen ir acompañadas de síntomas similares a la gripe: fiebre, mal estado general y dolor de cabeza y abdominal.


                  Aunque las lesiones cutáneas desaparecen, la infección herpética queda latente. Así pues, el virus suele reactivarse episódicamente; sin embargo, las alteraciones cutáneas y los síntomas sistémicos son más leves.

                  Sífilis

                  La sífilis se caracteriza por diversos estadios clínicos. En la etapa primaria, suele aparecer una lesión indolora (chancro) en el sitio de inoculación unas tres semanas después de la exposición. Esta lesión suele tener una base limpia, no purulenta, y presenta una exudación amarillo-grisácea. Además, pueden acompañarse de pequeños bultos en la ingle debido a la inflamación de ganglios. Generalmente, en el hombre el chancro aparece en el pene y en la mujer, en los labios mayores. En hombres homosexuales, pueden aparecer chancros anorrectales.


                  Durante el período secundario, puede haber fiebre y mal estado general. La piel y las mucosas se ven especialmente afectadas: suelen aparecer exantema papuloso (erupciones cutáneas) o lesiones maculosas (manchas), habitualmente localizadas en el tronco, que se extienden por los hombros y las extremidades, las palmas de las manos, las plantas y el rostro.

                  Tricomoniasis La mayoría de hombres con tricomoniasis no tienen síntomas, pero algunos puede que presenten una irritación temporal dentro del pene, una secreción leve o un poco de ardor después de orinar o eyacular.
                  Los síntomas que experimentan las mujeres incluyen: flujo vaginal espumoso, amarillo verdoso y con un fuerte olor; molestias o dolor mientras se orina o durante la relación sexual, e irritación y picazón en el área genital.
                  Clamidia

                  Los síntomas de una infección por clamidia aparecen generalmente entre una y tres semanas después del contagio. A menudo no hay signos, por lo que se considera una infección “silenciosa”.


                  Las mujeres suelen presentar flujo vaginal anormal o una sensación de ardor al orinar y dolor en la zona abdominal. Los hombres acostumbran a presentar secreción del pene o una sensación de ardor al orinar; también pueden sufrir ardor y picazón alrededor de la abertura del pene. Los hombres o las mujeres que tienen sexo anal pueden contraer la infección clamidial en el recto, lo cual causa dolor, secreciones o sangrado en el recto. Del mismo modo, si se tiene sexo oral, la infección puede presentarse en la garganta.

                  Sida

                  Los síntomas del sida incluyen fiebre, sudor nocturno, pérdida de peso inexplicable, diarrea, cansancio, náuseas e inflamación de los ganglios linfáticos.


                  Como el sida significa que el sistema de defensas del cuerpo está muy debilitado, la persona es extremadamente susceptible a sufrir infecciones, por lo que puede desarrollar distintas afecciones en la piel.

                   

                   

                   

                   

                      Signos y Síntomas

                      Los síntomas de los problemas de piel por una ETS varían según cuál sea la infección en concreto. Sin embargo, hay síntomas comunes, como son la inflamación, la aparición de bultos, irritaciones inusuales, picazón, ardor, dolor cuando se orina o durante el coito, y/o flujo inusual de los genitales.


                      Algunas ETS desencadenan una afectación general que puede llegar a ser muy grave o mortal.

                       

                      Verrugas genitales

                      Las verrugas genitales se manifiestan a través de lesiones en zonas que se han traumatizado durante la relación sexual. Estas lesiones pueden ser únicas o múltiples. Generalmente, aparecen entre 5 y 15 lesiones con un diámetro de 1 a 10 mm. Se diferencian tres tipos de condilomas:


                      –Lesiones en forma de coliflor, con proyecciones digitiformes, muy vascularizadas y con distinto grado de queratinización.


                      –Lesiones en formas papulosas, generalmente de color moreno.


                      –Lesiones maculosas que se identifican por pequeños cambios de color en las mucosas genitales.


                      En los hombres incircuncisos, la zona más afectada es la cavidad prepucial. En cambio, en los circuncidados, el cuerpo del pene es el más afectado. El escroto, las ingles, el periné y la zona anal también pueden verse afectados. En las mujeres, las lesiones afectan generalmente a los labios mayores y menores, el clítoris, el meato uretral, la zona anal y la vagina. A veces, las mujeres pueden experimentar sangrado o flujo vaginal de color inusual.

                      Gonorrea Uno de los síntomas comunes de la gonorrea es la sensación de dolor y/o ardor cuando se orina. En las mujeres, se observa un cambio en el flujo vaginal, con una coloración amarilla o con sangre. También puede haber sangrado asociado con las relaciones sexuales por la vagina. En los hombres, los síntomas incluyen un flujo blanco/amarillo proveniente del pene y dolor. Tanto en hombres como en mujeres, si el recto está infectado, se produce irritación y/o flujo del ano.
                      Herpes genital

                      La fase primaria del herpes genital tiene un período de incubación de 2 a 12 días, en el que suelen aparecer sensaciones de quemazón, dolor y eritema en la zona genital o anal. Después, suelen aparecer múltiples vesículas dolorosas, que se ulceran en el pene, la región perineal o perianal, la vulva, la vagina o el cérvix, a veces con linfadenopatía inguinal (inflamación de los ganglios linfáticos de las ingles). Estas alteraciones suelen ir acompañadas de síntomas similares a la gripe: fiebre, mal estado general y dolor de cabeza y abdominal.


                      Aunque las lesiones cutáneas desaparecen, la infección herpética queda latente. Así pues, el virus suele reactivarse episódicamente; sin embargo, las alteraciones cutáneas y los síntomas sistémicos son más leves.

                      Sífilis

                      La sífilis se caracteriza por diversos estadios clínicos. En la etapa primaria, suele aparecer una lesión indolora (chancro) en el sitio de inoculación unas tres semanas después de la exposición. Esta lesión suele tener una base limpia, no purulenta, y presenta una exudación amarillo-grisácea. Además, pueden acompañarse de pequeños bultos en la ingle debido a la inflamación de ganglios. Generalmente, en el hombre el chancro aparece en el pene y en la mujer, en los labios mayores. En hombres homosexuales, pueden aparecer chancros anorrectales.


                      Durante el período secundario, puede haber fiebre y mal estado general. La piel y las mucosas se ven especialmente afectadas: suelen aparecer exantema papuloso (erupciones cutáneas) o lesiones maculosas (manchas), habitualmente localizadas en el tronco, que se extienden por los hombros y las extremidades, las palmas de las manos, las plantas y el rostro.

                      Tricomoniasis

                      La mayoría de hombres con tricomoniasis no tienen síntomas, pero algunos puede que presenten una irritación temporal dentro del pene, una secreción leve o un poco de ardor después de orinar o eyacular.


                      Los síntomas que experimentan las mujeres incluyen: flujo vaginal espumoso, amarillo verdoso y con un fuerte olor; molestias o dolor mientras se orina o durante la relación sexual, e irritación y picazón en el área genital.

                      Clamidia

                      Los síntomas de una infección por clamidia aparecen generalmente entre una y tres semanas después del contagio. A menudo no hay signos, por lo que se considera una infección “silenciosa”.


                      Las mujeres suelen presentar flujo vaginal anormal o una sensación de ardor al orinar y dolor en la zona abdominal. Los hombres acostumbran a presentar secreción del pene o una sensación de ardor al orinar; también pueden sufrir ardor y picazón alrededor de la abertura del pene. Los hombres o las mujeres que tienen sexo anal pueden contraer la infección clamidial en el recto, lo cual causa dolor, secreciones o sangrado en el recto. Del mismo modo, si se tiene sexo oral, la infección puede presentarse en la garganta.

                      Sida

                      Los síntomas del sida incluyen fiebre, sudor nocturno, pérdida de peso inexplicable, diarrea, cansancio, náuseas e inflamación de los ganglios linfáticos.


                      Como el sida significa que el sistema de defensas del cuerpo está muy debilitado, la persona es extremadamente susceptible a sufrir infecciones, por lo que puede desarrollar distintas afecciones en la piel.

                       

                       

                       

                       

                       

                       

                        Signos y Síntomas

                        Las reacciones a la picadura de un insecto varían en función de la sensibilidad alérgica de cada persona. En el caso de las picaduras de mosquito, suele producirse una reacción local que da lugar a pápulas o abultamientos de un color rojizo que causan picor. Si esto ocurre y la persona afectada muestra algún tipo de alergia, ésta puede dar lugar a una reacción generalizada con síntomas variables, pero que en el peor de los casos éstos pueden desencadenar hasta un shock anafiláctico grave, incluso mortal, si no se recibe asistencia inmediata.

                          Signos y síntomas

                          La caspa se manifiesta con un conjunto de escamas o láminas blancas, muy pequeñas, que se desprenden de la capa córnea cutánea del cuero cabelludo y se depositan entre el pelo y en los hombros cuando caen de la cabeza. Estas partículas blancas suelen ser grasas e ir acompañadas de otros signos y síntomas:

                          –Descamación del cuero cabelludo.
                          –Enrojecimiento.
                          –Irritación y sensación de picor en la cabeza.

                          Las escamas de la caspa también pueden hallarse en las cejas o en otras áreas cubiertas de pelo.


                          Caspa - Signos y síntomas

                            Signos y síntomas

                            Un cabello poco o mal cuidado se vuelve seco, sin brillo y fino, con un aspecto débil y quebradizo.
                            Por otra parte, las alteraciones más frecuentes en el cabello masculino incluyen los siguientes signos:


                            –Aparición de caspa


                            –Pérdida de tonalidad del cabello y aparición de canas.


                            –Disminución de la cantidad de cabello.


                            –Alopecia androgénica: se suele observar una recesión en la zona frontotemporal (entradas) y/o despoblamiento en la zona de la coronilla.

                             

                              Signos y síntomas

                              Algunas personas aprovechan las vacaciones para broncearse la piel y en pocos días pasan muchas horas expuestas al sol. Al cabo de poco tiempo, advierten que la piel enrojecida que lucían al inicio de sus días de descanso se está pelando y no presenta un tono regular. En pocas semanas, el color que habían adquirido desaparece.

                                Signos y síntomas

                                Las manchas en la cara pueden presentar los siguientes signos:


                                –Aparición de máculas en la cara de distinto color que la piel.


                                –El color puede ser gris, marrón o parduzco.


                                –Son indoloras.


                                –Suelen aparecer también en el dorso de las manos y en los brazos.

                                  Signos y síntomas

                                  –Pérdida paulatina y alternada de color. Primero, el cabello se vuelve gris y gradualmente se va aclarando hasta quedarse blanco.

                                   

                                  –Pelo frágil y sin vitalidad.

                                   

                                  –Las primeras zonas de la cabeza que se cubren con canas son las sienes, luego la parte de atrás y finalmente toda ella. Posteriormente, y a medida que avanza el tiempo, se extienden hacia otras partes del cuerpo en las que hay pelo, como la barba, el bigote, las cejas, las axilas, el pecho, los brazos e incluso el área genital.

                                    Signos y síntomas

                                    Las arrugas de expresión son el conjunto de líneas y pliegues que aparecen en la cara. Algunas de ellas pueden convertirse en grietas profundas o surcos. Pueden resultar especialmente visibles alrededor de los ojos (patas de gallo), la boca y el cuello.
                                     

                                    Patas de gallo y arrugas de expresión - Signos y síntomas

                                      Signos y síntomas

                                      Si se sufre algún golpe, los síntomas son los siguientes:


                                      –Dolor. Es el primer síntoma que se percibe cuando se ha recibido un golpe.


                                      –Inflamación. La zona afectada se inflama tras recibir el golpe y la hinchazón cede con el transcurso del tiempo.


                                      –Coloración de la piel. La zona afectada cambia de color a medida que pasan los días. El hematoma empieza siendo de color azulado o violáceo, se transforma en color amarillo-verdoso y termina por convertirse otra vez en el color original de la piel.

                                        Signos y Síntomas

                                        Los signos de las bolsas en los ojos son los siguientes:

                                         

                                        –Hinchazón en la zona del párpado inferior.


                                        –Piel floja, sin elasticidad.

                                         

                                        -Párpados inferiores y/o superiores caídos.


                                        –Sombras abultadas en la zona del párpado inferior (ojeras).


                                        –Apariencia del rostro cansado y avejentado.


                                        –Mirada apagada, sin vitalidad.

                                         

                                        Bolsas en los ojos - Signos y Síntomas

                                          Signos y Síntomas

                                          Los signos frecuentes en las uñas que indican o sugieren mal estado o enfermedad son:


                                          –Uñas débiles, blandas y quebradizas.


                                          –Aparición de surcos, estrías,(link a estrías en las uñas), grietas.


                                          –Cambio de coloración.


                                          –Pérdida de brillo.


                                          –Aparición de pequeñas manchas semicirculares o de manchas más grandes.


                                          –Enrojecimiento e inflamación.


                                          –Depresiones o elevaciones en la uña.


                                          –Dolor alrededor de la uña.


                                           

                                          Uñas: problemas que pueden ocasionar - Signos y Síntomas

                                          Mantener las uñas limpias y cuidadas ayuda a prevenir que éstas

                                          sufran alteraciones.

                                            Signos y Síntomas

                                            El primer signo que lleva a los adolescentes a plantearse la posibilidad de hacerse el primer afeitado es la aparición de vello en el rostro. La barba y el bigote del adolescente son poco copiosos y el vello es poco duro. Poco a poco, con cada afeitado, el vello de la barba y el bigote resulta más abundante y fuerte. De esta manera, el afeitado suele convertirse en un hábito diario (o casi diario).

                                             

                                            El crecimiento de este vello suele ir acompañado del resto de cambios hormonales que el cuerpo masculino experimenta en la adolescencia: la piel se vuelve más grasa y suelen aparecer granos en el rostro (acné).

                                             

                                            Las pieles de los adolescentes son finas y sensibles; por eso, es necesario afeitarse con delicadeza, ya que el afeitado puede causar cortes e irritaciones en el rostro.

                                              Signos y Síntomas

                                              Los lentigos solares presentan los siguientes signos:


                                              –Áreas planas, ovales de aumento de la pigmentación (generalmente de distribución regular).


                                              –Máculas de color marrón, gris o negro.


                                              –Tamaño variable, inferior a 2 cm.


                                              –Aparecen en áreas expuestas de la piel: generalmente en la cara, el dorso de las manos, la cara externa de los brazos, el pecho y los hombros.


                                              –Pueden surgir de forma aislada o agruparse.


                                              A menudo, estas manchas aparecen acompañadas de otros signos debidos al daño solar:


                                              -    Arrugas finas.


                                              -    Piel seca delgada y áspera. En ocasiones, especialmente en varones, se observan cuadros de piel seborreica, con poros muy dilatados y con comedones negros muy marcados, especialmente en los pómulos, las mejillas y en los costados de las cuencas oculares, propios también del exceso de exposición solar.


                                              -    Arañas vasculares.

                                               

                                              Manchas seniles - Signos y Síntomas

                                               

                                                Signos y Síntomas

                                                Como su nombre indica, el principal signo de este trastorno es la coloración de las uñas de las manos y/o pies al amarillo. Este cambio de color puede ir acompañado de otros signos como:


                                                –Aumento anormal del grosor de la uña.


                                                –Crecimiento lento de las uñas: 0,12-0,27 mm por semana.


                                                –En los bordes laterales de las uñas se desarrolla una convexidad exagerada, se curvan tanto en sentido transversal como longitudinal.

                                                 

                                                -Uñas más frágiles, flojas o sueltas.

                                                 

                                                –Carencia de cutícula.


                                                –En algunas zonas, desprendimiento del lecho ungueal (área de la piel situada debajo de la uña, sobre la cual ésta se desliza al crecer).


                                                –Aparición de manchas blancas, negras, verdes o amarronadas.


                                                –Aparición de estrías o grietas.

                                                  Signos y Síntomas

                                                  Los síntomas de cambios de la piel asociados a la menopausia incluyen:


                                                  Sequedad cutánea.


                                                  –Pérdida de elasticidad en la piel: la piel se vuelve más fina y menos elástica. Las mejillas se hunden.


                                                  –Aparición de arrugas.


                                                  Manchas seniles: aparecen manchas pardas, generalmente en el rostro y las manos.


                                                  Bronceado pobre.


                                                  –Sequedad vaginal y de la vulva, que puede causar sensación de quemazón y picazón y dolor durante el coito.


                                                  –Alteraciones en el cabello: el pelo se vuelve seco y quebradizo. Puede observarse una caída difusa de cabello.


                                                  –Disminución del vello en las axilas y el pubis.


                                                  –Aumento del vello en la cara, el bigote, la barbilla, las mejillas y el cuello.


                                                  –Alteraciones en las uñas: las uñas de las manos se vuelven secas y quebradizas, con estrías. Aumenta el grosor de las uñas de los pies.

                                                    Signos y Síntomas

                                                    Los síntomas de un juanete incluyen:


                                                    –Desarrollo de un bulto firme en la parte exterior de la base del dedo gordo del pie. Esta deformidad ósea altera la estructura del calzado y con el tiempo éste adopta la posición de la deformidad.


                                                    –Enrojecimiento, hinchazón en la articulación del dedo gordo.


                                                    –Dolor en la articulación del dedo gordo o su alrededor.


                                                    –Callos u otras irritaciones causadas al montarse un dedo sobre otro.


                                                    –Movimiento limitado o doloroso del dedo gordo del pie.


                                                    –El engrosamiento de la piel en la base del dedo gordo del pie.

                                                      Signos y Síntomas

                                                       

                                                      Piel elástica 

                                                      –Firmeza. La piel de los muslos, los brazos, los glúteos, el abdomen y el busto, entre otros, tiene consistencia y está tensa.


                                                      –Óvalo facial definido.


                                                      –Flexibilidad.


                                                      –Resistencia.


                                                      –Textura suave. Sin arrugas o con arrugas suaves.


                                                      –Vitalidad y luminosidad (buena hidratación).
                                                       

                                                      Piel con falta de elasticidad 

                                                      –La piel de los muslos, los brazos, los glúteos, el abdomen y el busto, entre otros, carece de consistencia y cuelga.


                                                      –Pérdida de definición del óvalo facial.


                                                      Estrías.


                                                      –Líneas de expresión marcadas.


                                                      Arrugas (sobre todo en el contorno de los ojos).


                                                      –Sequedad.


                                                      –Aspereza.

                                                      Elasticidad de la piel - Signos y Síntomas

                                                       

                                                       


                                                       

                                                        Signos y Síntomas

                                                        Los signos de un callo son los siguientes:


                                                        –Aparición de una área gruesa, áspera y endurecida de la piel de los dedos u otras partes de las manos y/o los pies.

                                                        –Irritación de la zona.

                                                        –Sensibilidad o dolor debajo de la piel.

                                                        Piel seca.

                                                        –Dolor leve o moderado, ardor en los pies y/o las manos como respuesta a la presión.

                                                        –El área afectada puede medir hasta 2,5 centímetros de largo.

                                                        –Cambio de coloración y textura de la piel, generalmente, de color amarillento o rojizo y áspero.

                                                        –Aparición de ampollas pequeñas y generalmente dolorosas en el lado, encima o entre los dedos de los pies.


                                                        Callos - Signos y Síntomas
                                                        Utilizar parches de protección en el pie ayuda a aliviar

                                                        el dolor y la inflamación que producen los callos.

                                                          Signos y Síntomas

                                                          Los signos de las arañas vasculares incluyen:


                                                          –Enrojecimiento de la piel por la presencia de pequeñas venitas.


                                                          –Estos vasos miden 0,1-1 mm de diámetro y presentan dilatación vascular.


                                                          –Pueden tener forma ramificada o de araña, o presentarse como líneas dentadas, finas y cortas.


                                                          –Estas lesiones son de color azul, rojo o morado y palidecen a la presión.


                                                          –Las arañas vasculares son generalmente asintomáticas, aunque a veces pueden causar dolor o ardor, siendo estos signos más frecuentes en las varices, dilataciones vasculares de mayor tamaño.

                                                          Las arañas vasculares no son lo mismo que las varices. Las varices son dilataciones venosas más grandes y normalmente producen síntomas como pesadez, picor y a veces dolor.

                                                           

                                                           

                                                           


                                                           

                                                            Signos y Síntomas

                                                            Es muy común que los bebés lloren cuando tienen frío, pero antes de llegar a ello, se puede atender a otros detalles. Su sistema de regulación de la temperatura aún no está desarrollado por completo, por lo que aspectos externos, como la frialdad de las manos, llevan a error. La temperatura de un bebé debe medirse en la nuca y en el cuello.
                                                            No resulta fiable en absoluto guiarse por la temperatura del propio cuerpo. En la calle, caminar y llevar el cochecito hacen subir la temperatura del cuerpo de quien lo empuja, mientras que el bebé ha permanecido quieto y siente el frío con más intensidad.

                                                             

                                                            El resfriado común
                                                            Los primeros síntomas de un resfriado suelen ser picor en la garganta, nariz congestionada, moqueo y estornudos. Los bebés resfriados también pueden tener dolor de garganta, tos, dolor de cabeza, fiebre moderada, cansancio, dolores musculares y pérdida del apetito. Los síntomas del resfriado común son muy conocidos. Incluso a un bebé le cambia la voz y puede tener tos. Por lo común, el resfriado desaparece en una semana, aunque uno de cada cuatro dura el doble.
                                                            Complicaciones graves La hipotermia y la congelación son los dos problemas más graves asociados con una exposición excesiva al frío, o la simple exposición al frío intenso.
                                                            –Hipotermia: el cuerpo pierde más calor del que tiene la capacidad de producir. Después de cierto tiempo, la energía almacenada se agota y la temperatura del cuerpo empieza a bajar. Una temperatura muy baja puede afectar al cerebro, por lo que produce agotamiento, confusión mental, mareos.
                                                            –Congelación: este problema puede causar daños permanentes al cuerpo, que pierde sensibilidad y color en las áreas dañadas. Suele afectar a la nariz, las orejas, las mejillas, la barbilla y los dedos de los pies. Es una emergencia médica y debe ser tratada por un especialista de inmediato.

                                                             

                                                              Signos y Síntomas

                                                              Los rayos ultravioleta reaccionan en nuestra piel con una sustancia química llamada melanina que nos protege absorbiendo los rayos peligrosos para que no originen lesiones graves.Se encuentra en distintas concentraciones y colores, y generan las diferentes tonalidades de piel. Cuanto más clara tenga la piel el bebé, menos melanina tendrá para defenderse del sol, y viceversa.De igual manera, las personas con la piel y los ojos claros son más proclives a tener pecas, que son inofensivas, pero aparecerán o se oscurecerán con el sol.


                                                              Conforme aumenta la melanina en respuesta a la exposición solar, la piel se va bronceando. Aunque el bronceado parezca saludable, puede ser un indicador de lesión cutánea originada por el sol. El riesgo aumenta con la cantidad e intensidad de la exposición. Las quemaduras solares se desarrollan cuando la exposición a los rayos ultravioleta supera la capacidad protectora de la melanina.
                                                               

                                                              Otros problemas La exposición excesiva al sol puede causar a un bebé desde pequeñas quemaduras a un eritema solar, una lesión más grave. Pero además, aunque no esté expuesto directamente al sol, también puede tener otros problemas. Si pasa demasiado tiempo expuesto a una temperatura elevada, puede sufrir un golpe de calor, que manifestará mostrándose inquieto, muy caliente, sonrojado, con sudor frío, el pulso rápido o incluso mareos.
                                                               
                                                              Factores de riesgo

                                                              Exponerse al sol sin protección es aún más peligroso para los bebés con las siguientes características:


                                                              Lunares en la piel


                                                              –Piel o pelo muy claros.


                                                              –Antecedentes familiares de cáncer de piel, incluyendo evidentemente el melanoma.

                                                               

                                                                Signos y síntomas

                                                                Los síntomas habituales consisten en parches rojizos y escamosos que suelen tener el tamaño de una uña, pero que también pueden extenderse en forma de espiral por el cuerpo. Suelen aparecer en los codos, las rodillas, la espalda, las nalgas y el cuero cabelludo. Afectan también a las uñas, en las que causan pequeños hoyos o hendiduras y manchas de un color entre amarillo y marrón. En ocasiones, la piel enrojecida va acompañada de picazón. En función de su extensión podemos clasificar la psoriasis en:


                                                                –leve: pocos puntos afectados en áreas reducidas y dispersas.


                                                                –moderada: afecta a áreas más grandes, en ocasiones también a las articulaciones. Es el tipo más extendido.


                                                                –grave: la mayoría de la piel afectada, y en ocasiones también las articulaciones.
                                                                 

                                                                  Signos y síntomas

                                                                  La cantidad y distribución del vello masculino puede cambiar de un hombre a otro. Generalmente, el vello corporal masculino suele aparecer en:


                                                                  –Pubis.
                                                                  –Axilas.
                                                                  –Ingles.
                                                                  –Piernas.
                                                                  –Glúteos.
                                                                  –Brazos.
                                                                  –Pecho.
                                                                  –Abdomen.
                                                                  –Rostro (bigote, barba, entrecejo).
                                                                  –Pies.


                                                                  En las zonas donde el vello es más espeso y grueso suele haber:


                                                                  –Aumento de la sudoración.
                                                                  –Aumento de los olores corporales.
                                                                  –Piel más grasa.

                                                                   

                                                                   Depilación masculina - Signos y síntomas 

                                                                    Signos y Síntomas

                                                                    Una buena hidratación restablece y aumenta los siguientes signos de la piel:


                                                                    - Luminosidad
                                                                    - Elasticidad
                                                                    - Firmeza
                                                                    - Vitalidad
                                                                    - Tonalidad
                                                                    - Resistencia
                                                                    - Suavidad
                                                                    - Frescor


                                                                    La deshidratación presenta los siguientes signos en la piel y en el cuerpo:


                                                                    - Sequedad
                                                                    - Poros abiertos
                                                                    - Granos
                                                                    - Arrugas
                                                                    - Aspereza
                                                                    - Falta de brillo
                                                                    - Disminución de la transpiración
                                                                    - Tirantez en la piel

                                                                     

                                                                      Signos y Síntomas

                                                                      Los síntomas del envejecimiento del cabello incluyen:


                                                                      -    Sequedad.
                                                                      -    Cabello fino.
                                                                      -    Color más claro.
                                                                      -    Aparición de canas
                                                                      -    Debilitamiento y tendencia a ser quebradizo.
                                                                      -    Disminución del brillo.
                                                                      -    Disminución de la cantidad.
                                                                      -    Caída excesiva.
                                                                      -    Disminución de la velocidad de crecimiento.
                                                                       

                                                                        Signos y Síntomas

                                                                        Los síntomas de la flacidez son los siguientes:


                                                                        -    Sequedad.


                                                                        -    Pérdida de tonicidad.


                                                                        -    Pérdida de definición del óvalo facial, especialmente en la zona ocular, alrededor de la boca, en los pómulos, el cuello y el mentón.


                                                                        -    Pérdida de flexibilidad y elasticidad en los muslos, los brazos, los glúteos, el abdomen y el busto, entre otros.


                                                                        -    “Descolgamiento” de la piel.


                                                                        -    Apariencia blanda del cuerpo.


                                                                        -    Rictus del rostro marcado.

                                                                         

                                                                          Signos y Síntomas

                                                                          Los síntomas de las estrías en las uñas son los siguientes:


                                                                          -    Uñas frágiles, se pueden romper con facilidad.
                                                                          -    Superficie de la uña irregular.
                                                                          -    Textura rugosa de las uñas.
                                                                          -    Aparición de fisuras en las uñas, transversales o longitudinales.
                                                                          -    Estas fisuras pueden presentar una gorma rectilínea, curvilínea, en S o zig-zag.
                                                                          -    Su longitud es normalmente de 1 a 2 cm, y puede llegar hasta 5 cm, y 1 cm de ancho.
                                                                          -    Su color varía según el período de instauración: las estrías rojizas son las más recientes y las blanco-anacaradas son las que ya llevan varios años instauradas.
                                                                          -    La piel de la zona afectada por las estrías es pobre, está adelgazada, carece de elasticidad.
                                                                          -    Las uñas pueden abombarse.

                                                                           

                                                                            Signos y Síntomas

                                                                            Los síntomas más frecuentes en el envejecimiento de los pies son:


                                                                            –Sequedad de la piel.
                                                                            –Piel más fina y frágil.
                                                                            –Pérdida de musculatura.
                                                                            –Desgaste de las articulaciones.
                                                                            –Aumento de la sensibilidad de los pies a las irregularidades del suelo.
                                                                            –Paso lento y más corto.
                                                                            –Se tropieza más fácilmente y más frecuentemente.


                                                                            Los problemas comunes de los pies en la tercera edad son:

                                                                            –La piel seca.
                                                                            –Los callos y durezas.
                                                                            –Las infecciones por hongos.
                                                                            –Las verrugas.
                                                                            –Los juanetes.
                                                                            –Las uñas incarnatas.
                                                                            –Los dedos martillo.
                                                                            –Los espolones.

                                                                             

                                                                              Signos y Síntomas

                                                                              La piel del bebé es delicada en extremo. Por supuesto, la primera medida en cuanto a tejidos al escoger la ropa es rechazar los tejidos sintéticos e inclinarse por las fibras naturales. Estas fibras permiten que la piel del bebé transpire y son más suaves, lo cual evita irritaciones y alergias. Por otra parte, también son más seguras porque no son inflamables y no acumulan electricidad estática. El trío de fibras naturales más conocido es el algodón, la lana y el lino.

                                                                               

                                                                              Ahora bien, muchos padres dan por supuesto que el algodón es el mejor tejido para la ropa de su bebé. Es una fibra natural, pero en su cultivo se emplean muchos pesticidas. Además, pasa por un proceso de preparación para el uso textil en el que se utilizan muchos compuestos químicos poco recomendables. Existe la posibilidad de buscar prendas de algodón orgánico o de algodón no tratado químicamente. Tejidos alternativos, cada vez más populares, son el bambú, el cáñamo e incluso la soja.


                                                                              Ropa adecuada para la piel del bebé - Signos y Síntomas

                                                                                Signos y Síntomas

                                                                                La piel seca es áspera, sin brillo, y se descama con facilidad. Puede picar, y al rascarse, la piel se enrojece.En los casos más graves, puede abrirse, con el consiguiente riesgo de infección. Por otra parte, también puede presentarse sin síntomas, aunque la piel seca tiende a producir picor.

                                                                                La sequedad de la piel del bebé afecta a todo el cuerpo, pero en general es más frecuente en zonas expuestas, como la cara y el dorso de las piernas.Como el estado de la piel se halla relacionado con la temperatura y la humedad, suele resecarse sobre todo en invierno.
                                                                                 

                                                                                  Signos y Síntomas

                                                                                  Como cualquier otra quemadura, las causadas por el sol dejan la piel enrojecida, caliente y dolorida. En los casos más graves, se pueden formar ampollas y puede haber fiebre, escalofríos y sensación de malestar general. El niño se habrá quemado la piel posiblemente después de un largo día en la playa o en el exterior. Por lo general, se encontrará bien durante el día, pero los efectos de la quemadura solar se irán manifestando poco a poco por la tarde o por la noche, cuando la piel afectada se volverá dolorosa y caliente y hasta es posible que el afectado se sienta mal. La mejor forma de cuidarlo es tratar los síntomas que presente y prevenir posibles complicaciones.

                                                                                   

                                                                                   

                                                                                    Signos y Síntomas

                                                                                    La erupción se manifestará muy claramente en el culito y en las zonas donde el pañal aprieta con parches o líneas de piel enrojecida y brillante. Pueden aparecer también irritaciones o granitos a modo de sarpullido en la parte baja del abdomen, las nalgas, los genitales y alrededor de las ingles; es decir, en las superficies que están en contacto directo con el pañal. Los pliegues de la piel no suelen verse afectados por la irritación.


                                                                                    Por otra parte, el bebé suele manifestar cambios en su actitud. Estará más incómodo e irritable de lo habitual, en particular cuando se le cambia el pañal. Incluso en las primeras fases, que no se advierten a simple vista, un bebé con dermatitis del pañal se alborota o llora cuando se le lava con una toallita o con agua al cambiarlo, o incluso cuando simplemente se le rozan las zonas en las que el pañal le está produciendo la irritación.

                                                                                     

                                                                                     

                                                                                      Signos y Síntomas

                                                                                      Aunque los piojos se pueden ver, lo más habitual es advertir los huevos de piojo en el pelo. Quizá puedan verse los piojos separando el cabello del niño e inspeccionando con atención el cuero cabelludo, detrás de las orejas y cerca de la nuca. Una lupa y una luz potente pueden resultar muy útiles. En todo caso, hay elementos alternativos que pueden alertar de su presencia, como el hecho de que el niño se rasca con frecuencia anormal o la aparición de pupas, o costras, del tipo pápula en su cuero cabelludo, producidas por el rascado.

                                                                                       

                                                                                      Piojos: cómo combatirlos - Signos y Síntomas

                                                                                       

                                                                                      Piojos adultos y piojos inmaduros (ninfas) Los piojos adultos tienen el tamaño de las semillas de sésamo, que son de un blanco grisáceo y a veces tono canela. Los piojos inmaduros, llamados ninfas, son más pequeños y se convierten en piojos adultos al cabo de una o dos semanas de la aparición de los huevos. Los piojos pueden sobrevivir hasta dos días fuera del cuero cabelludo.
                                                                                      Huevos de piojo Los piojos desovan en los cabellos cerca de la superficie de la piel para mantenerse calientes. Allí se pueden ver pequeños puntos amarillos, marrones o de color mostaza, con aspecto de caspa, que, a diferencia de ésta, no desaparecen cepillando o sacudiendo el cabello. Cuando se manifiestan, entre una y dos semanas después de la puesta se convierten en una cáscara externa blanca o transparente.
                                                                                      El niño se rasca Los piojos muerden el cuero cabelludo para alimentarse y producen picor. Entonces, el niño se rasca. El picor no siempre empieza de forma inmediata, ya que depende de la sensibilidad de la piel. Algunos niños pueden tardar varias semanas en empezar a rascarse. En ese caso, no obstante, suelen quejarse de que algo se mueve y les hace cosquillas en el cabello.
                                                                                      Pupas rojas producidas por el rascado Algunos niños desarrollan una erupción en el cuero cabelludo. Rascarse en exceso puede producir infecciones bacterianas. En ese caso, la piel se enrojece y se vuelve dolorosa al tacto; pueden aparecer costras y supuración. El pediatra prescribirá un antibiótico administrado por vía oral contra este problema.

                                                                                       

                                                                                        Signos y Síntomas

                                                                                        Los eccemas se manifiestan en general de forma muy visible. La piel se enrojece, se vuelve húmeda y supurante y puede mostrar ronchas escamosas y a menudo rojas, que aparecen en el rostro y en la cara interna de los codos y las rodillas; éstas dos son las más frecuentes en los lactantes de pocos meses. Pican mucho, por lo que el bebé está muy irritable. A menudo la dermatitis atópica se confunde con otras dermatitis, sobre todo con la dermatitis seborreica. El intenso picor y la carencia de alergias previas ayudan a efectuar el diagnóstico.


                                                                                        En la mayoría de los casos, la piel atópica acaba entrando en fase de remisión y los síntomas desaparecen durante meses o incluso años. A menudo empieza a mejorar en torno a los cinco o seis años. El problema puede reactivarse en la adolescencia o en los primeros años de la etapa adulta debido probablemente a las hormonas, el estrés, el uso de cosméticos y otros productos irritantes para la piel. Algunas personas seguirán teniendo dermatitis en alguna medida durante años, con áreas de piel resecas, escamosas y que pican.

                                                                                         

                                                                                        Edad de aparición

                                                                                        Aproximadamente uno de cada diez niños tiene un eccema. Lo habitual es que los síntomas aparezcan durante los primeros meses de vida, casi siempre antes de los cinco años. Más del 50% de los niños con eccema dejarán de tenerlo durante la adolescencia.

                                                                                         

                                                                                          Signos y Síntomas

                                                                                          El crecimiento de las uñas del bebé se puede ir apreciando cada dos o tres días. De hecho, durante las primeras semanas, las uñas crecen tan deprisa que a veces es preciso cortarlas hasta dos veces por semana.
                                                                                           

                                                                                          Al principio, el bebé no controla su sistema nervioso y sus pies y sus manos se disparan arriba y abajo aparentemente sin sentido. Sólo más adelante, poco a poco, va tomando el control y es capaz de coger los objetos que desea. Por otra parte, su estado de descubrimiento permanente empieza por su cuerpo, que explora sin cesar, y por el cuerpo de sus padres, su referente inmediato. En ese proceso, el bebé puede hacerse daño con las uñas muy fácilmente.

                                                                                           

                                                                                            Signos y Síntomas

                                                                                            Cuando tienen calor, los bebés no suelen avisar hasta que llegan a un extremo muy molesto. Es posible que se enfaden o, al contrario, que se muestren apáticos y parezcan agotados o aletargados. El sudor y el enrojecimiento de las mejillas son señales de acaloramiento. A pesar de ello, es posible que un bebé no sude aunque esté acalorado porque su mecanismo de sudoración aún no funcione correctamente.
                                                                                             

                                                                                            Sudamina: la sudamina se desarrolla en las sienes, en el cuero cabelludo, el cuello, el tórax, el abdomen y en la piel que está en contacto con el pañal. La piel se pone roja y áspera y puede presentar pequeñas ampollas. El bebé está nervioso y llora porque la erupción le causa ardor.
                                                                                            Calambres por calor: Son calambres musculares fuertes pero de poca duración que afectan a las piernas, los brazos o el abdomen.
                                                                                            Insolación: Los síntomas son deshidratación, fatiga, debilidad, piel fría y húmeda, dolor de cabeza, náuseas y/o vómitos, hiperventilación (respiración rápida), irritabilidad.
                                                                                            Golpe de calor: Es el tipo más grave de trastorno por calor, que puede poner en peligro la vida del paciente. La temperatura del cuerpo sube a 41º o incluso más. Se manifiesta con mareos, confusión, sudoración excesiva al principio y posterior falta de sudor, enrojecimiento y sequedad de la piel, fiebre muy alta, desorientación, aceleración del ritmo cardíaco, dolor de cabeza, incluso inconsciencia…Es una urgencia médica: sólo un tratamiento médico de emergencia es capaz de controlarla e impedir lesiones o incluso la muerte.

                                                                                             

                                                                                              Signos y Síntomas

                                                                                              Cualquier persona puede llegar a tener los talones agrietados, aunque algunas tienen más riesgos que otras. Por ejemplo, las que por algún motivo tienen la piel seca, o que padecen dermatitis atópica(eccemas), inflamación y desarrollo de erupciones en la piel. Los primeros síntomas consisten, pues, en la sequedad de los pies y la aparición de callos en el borde que rodea al talón. El endurecimiento de esta parte del pie es el primer paso para desarrollar grietas.

                                                                                               

                                                                                              En el caso de los codos, debido a la flexión y el estiramiento que padece esta parte del cuerpo, la piel que los cubre puede perder firmeza y presentar un aspecto flácido. El paso del tiempo también puede hacer que en este punto se observe una mayor deshidratación de la piel, que se torna blanquecina, agrietada y rugosa. Son anomalías características de la madurez.
                                                                                               

                                                                                                Signos y Síntomas

                                                                                                Las dos agresiones más dañinas son las del sol y el tabaco, un hábito este último que acelera el proceso normal de envejecimiento del organismo en general y de la piel en particular, lo cual favorece la aparición de arrugas. Las consecuencias de fumar pueden ser visibles tan solo después de 10 años consumiendo tabaco.

                                                                                                La conexión entre el tabaco y las arrugas tiene una explicación. La nicotina de los cigarrillos estrecha los vasos sanguíneos en las capas más externas de la piel. Esto impide el flujo de sangre hacia la piel, y con un flujo más reducido el volumen de oxígeno, nutrientes y vitamina A es menor. Muchos componentes químicos que lleva el tabaco comportan además que los cigarrillos dañen el colágeno y la elastina, que son las fibras que dan firmeza a la piel. Como resultado, la piel cede y se arruga de forma prematura.

                                                                                                No sólo eso. La exposición a los cigarrillos lleva a que el fumador adopte una serie de gestos faciales –fruncir los labios al inhalar el humo, entrecerrar los ojos para evitar que le entre humo– que con el paso de los años le dejan unas arrugas características.

                                                                                                 

                                                                                                  Signos y Síntomas

                                                                                                  -    Sensibilidad al tacto, hinchazón y cosquilleo: uno de los primeros signos del embarazo es el aumento en el tamaño del pecho y una mayor sensibilidad al tacto que puede ser molesta. Es habitual que en las primeras seis semanas se acumulen grasas en los senos y que crezcan hasta ganar una talla de sujetador. Ese aumento y mayor sensibilidad se prolongará durante los tres primeros meses de gestación, y desaparecerá en el segundo y tercer trimestre, aunque no se descartan dolores aislados durante el embarazo.
                                                                                                  La sensibilidad en el pecho se debe al incremento en los niveles hormonales que experimenta el cuerpo de la embarazada, cuyos niveles de estrógeno y de progesterona aumentan. Este cambio hormonal causa que la sangre fluya hacia el pecho, lo cual comporta que sea sensible al tacto.

                                                                                                   

                                                                                                  -    Pezones y secreción de calostro: también es habitual que los pezones y las areolas (contorno del pezón) se oscurezcan y que éstas aumenten de tamaño. Unas pequeñas glándulas en la superficie de las areolas son las encargadas de producir una sustancia aceitosa que evita que los pezones se resquebrajen o resequen.

                                                                                                  En la semana 12 o 14 del embarazo, algunas mujeres comienzan a segregar calostro, el líquido que alimenta al bebé durante los primeros días de vida antes de la producción de leche materna.

                                                                                                   

                                                                                                  -    Grietas: las grietas se forman debido a la succión del bebé y a la humedad, que reblandecen la piel de la areola. Aparecen al principio de la lactancia y suelen ser tan dolorosas que resulta difícil para la madre continuar dando de mamar.

                                                                                                   

                                                                                                  Mamas durante la lactancia y el embarazo - Signos y Síntomas

                                                                                                   

                                                                                                  -    Galactoforitis: durante las primeras semanas de lactancia puede que se obstruyan los conductos que llevan la leche hasta el pezón. Eso causará unos pequeños bultos que pueden estar en cualquier parte del pecho, pero que suelen encontrarse próximos a la axila.

                                                                                                   

                                                                                                  -    Secuelas tras el embarazo: el embarazo implica un crecimiento del pecho, acompañado de una cierta tensión y dolor. Las venas que lo recorren se hacen visibles y los pezones varían su tamaño y color. Todas esas molestias cesan en el segundo trimestre, pero el crecimiento del pecho continúa durante el embarazo hasta el punto de que se pueden ganar dos tallas. Una de las consecuencias de ello son las estrías, que aparecen tras el embarazo; en un primer momento tienen un color rojizo que con el tiempo se atenúa y se vuelve similar al de nuestra piel. Otra, es la flacidez de las mamas, que puede minimizarse con un sujetador apropiado, ejercicio e hidratación.

                                                                                                   

                                                                                                    Signos y Síntomas

                                                                                                    Algunas arrugas pueden convertirse en pequeñas grietas o surcos, especialmente evidentes en el contorno de los ojos, la boca y el cuello. Si consulta a su dermatólogo o médico estético, puede iniciar un plan de recuperación ajustado a su tipo de piel y la evolución de ésta.Son varios los factores que determinan el estado de su piel.
                                                                                                    -    La edad es el primero que se debe tener en cuenta, obviamente. La piel pierde progresivamente la capacidad de generar aceites naturales, lo cual comporta que esté más seca. También contribuye el hecho de que la grasa bajo la piel, que durante la juventud le da un aspecto relleno, comienza a disminuir. Eso supone que pierda tonicidad y que las líneas de expresión sean más pronunciadas.
                                                                                                    -    Los rayos ultravioleta que recibimos por estar expuestos al sol también castigan la piel. De hecho, es la causa principal de arrugas tempranas. El sol rompe el tejido conectivo de la piel: las fibras de colágeno y elastina, que se encuentran en la capa más profunda de la piel (dermis). Sin la firmeza que este tejido da a la piel, ésta pierde fuerza y flexibilidad, y comienza a ceder.

                                                                                                    -   Fumar: el tabaco causa el estrechamiento de los vasos sanguíneos en las capas más superficiales de la piel, daña el colágeno y la elastina.
                                                                                                    -   Gestos faciales y expresiones repetidas, como fruncir el ceño o sonreír, dejan arrugas. Los músculos forman un surco bajo la piel. Cuando se envejece, ésta pierde flexibilidad y no recupera su posición original. Esos surcos se acaban convirtiendo en rasgos permanentes de la cara.

                                                                                                     

                                                                                                    Arrugas de expresión: cómo tratarlas - Signos y Síntomas

                                                                                                    Protéjase del sol, pues es la principal causa de arrugas y

                                                                                                    manchas tempranas.

                                                                                                     


                                                                                                     

                                                                                                      Signos y Síntomas

                                                                                                      Se padece irritación después del afeitado cuando:


                                                                                                      –Después de afeitarse aparecen en el rostro erupciones o alteraciones de la piel como rojeces.


                                                                                                      –En casos severos de irritación, por ejemplo por una escasa hidratación de la piel, pueden aparecer pelos enquistados.
                                                                                                       

                                                                                                       

                                                                                                        Signos y Síntomas

                                                                                                        Generalmente las ampollas suelen aparecer en las plantas de los pies y/o entre los dedos.Dependiendo de la gravedad y de la etapa de curación, la apariencia de las ampollas en los pies puede variar:

                                                                                                         

                                                                                                        -Etapa inicial: enrojecimiento de la piel sobre la zona afectada, como en el talón, el empeine, los dedos de los pies.

                                                                                                         

                                                                                                        -Afectación leve: la forma de la ampolla en la zona afectada es una burbuja similar a una hinchazón debajo de la piel. El líquido es transparente.

                                                                                                         

                                                                                                        -Afectación moderada o grave: la forma de la ampolla en la zona afectada es una burbuja similar a una hinchazón debajo de la piel y puede ser bastante grande. Las ampollas pueden estar infectadas y ser de color rojo en los bordes. El líquido que contienen puede ser de pus. Las ampollas infectadas son dolorosas y calientes al tacto.

                                                                                                         

                                                                                                        -Última fase de la ampolla: una vez curada, de forma natural o mediante la intervención médica, la piel de la ampolla se seca y la afectación quedará por debajo de la piel sana.

                                                                                                          Signos y Síntomas

                                                                                                          En la adolescencia, un exceso de maquillaje, unos productos inadecuados para esta edad o no desmaquillarse ni cuidarse la piel correctamente, pueden ocasionar signos negativos en la piel:

                                                                                                          -    El maquillaje puede cerrar los poros y desarrollar acné (granos, impurezas, puntos negros…).


                                                                                                          -    Si se tiene acné severo o rosácea, el maquillaje puede empeorarlo.


                                                                                                          -    Intolerancia / alergia manifestada a través de un enrojecimiento, picazón o ardor.


                                                                                                          -    Posible aparición de arrugas prematuras.

                                                                                                            Signos y síntomas

                                                                                                            Los síntomas que origina una ropa interior inadecuada o mal cuidada pueden ser:
                                                                                                            -    Irritación, enrojecimiento y picor en el área genital.
                                                                                                            -    Presión en la piel que está en contacto con la ropa interior.
                                                                                                            -    En las chicas, enrojecimiento también debajo de los senos.
                                                                                                            -    Molestia o ardor al orinar y durante el coito.
                                                                                                            -    Infecciones por hongos.
                                                                                                            -    Infecciones bacterianas.

                                                                                                             

                                                                                                            Irritación por ropa interior - Signos y síntomas

                                                                                                              Signos y Síntomas

                                                                                                              Los tatuajes permanentes pueden causar una sensación de hormigueo o pueden ser dolorosos.

                                                                                                               

                                                                                                              Si no se toman las precauciones adecuadas en la realización de un tatuaje, pueden surgir complicaciones graves: contraer el virus VIH, la hepatitis B y C, infecciones cutáneas bacterianas o dermatitis (irritación severa de la piel).

                                                                                                               

                                                                                                              Los signos de infección por un tatuaje incluyen enrojecimiento o sensibilidad excesivos alrededor de la zona tatuada, dolor, sangrado prolongado, hinchazón, supuración de pus o cambios en el color de la piel alrededor del tatuaje.

                                                                                                               

                                                                                                              Algunas personas presentan reacciones alérgicas a la tinta de los tatuajes.
                                                                                                               

                                                                                                               

                                                                                                              Tatuajes - Signos y Síntomas

                                                                                                                Signos y síntomas

                                                                                                                El tabaco (y el humo del cigarro) lesiona la piel de todo el cuerpo. Sus principales síntomas son la aparición de arrugas y el envejecimiento cutáneo prematuros causados por la deshidratación de la epidermis y la destrucción de las fibras elásticas de la dermis.

                                                                                                                 

                                                                                                                El envejecimiento prematuro en la pieles más evidente en el rostro y se acusa más en las mujeres, porque su piel suele ser más delicada que la de los hombres. Otros síntomas son:

                                                                                                                 

                                                                                                                -       Arrugas prematuras por alteración de la fibra elástica, estrechas, profundas y con contornos bien marcados.

                                                                                                                -       Cabello reseco y quebradizo.

                                                                                                                -       Piel seca y atrófica.

                                                                                                                -       Aspecto pálido y grisáceo, sin luminosidad.

                                                                                                                -       Olor corporal a tabaco.

                                                                                                                -       Dificultad en las cicatrizaciones.
                                                                                                                -       Cáncer de labio.

                                                                                                                -       Favorece la agresividad de los melanomas.

                                                                                                                -       Cabello y uñas frágiles, débiles y sin brillo.

                                                                                                                -       Manchas en los dedos de las manos a causa de la acción del alquitrán y la nicotina.

                                                                                                                -       Favorece la aparición de la psoriasis.

                                                                                                                  Signos y Síntomas

                                                                                                                  Hacerse un piercing puede causar cierto dolor. Depende del umbral de dolor individual, la habilidad del profesional que perfora y la parte del cuerpo donde se haga.


                                                                                                                  Si el piercing se ha hecho respetando las medidas de seguridad e higiene, sólo se experimentan síntomas pasajeros: un poco de dolor e hinchazón en la zona perforada.En los piercings en la lengua, la parte alrededor de la perforación se vuelve un poco morada, debido a la inflamación, y se produce más saliva.Pero si no se toman todas las precauciones, pueden surgir complicaciones graves: contraer el VIH, la hepatitis B, C, D o infecciones.
                                                                                                                   

                                                                                                                  Los signos de infección incluyen enrojecimiento o sensibilidad excesivos alrededor del piercing, dolor, sangrado prolongado, pus o cambios en el color de la piel en la zona perforada.


                                                                                                                  Si se perfora un nervio, se produce una pérdida sensorial en esta zona. Algunas personas pueden presentar alergias o alteraciones en la cicatrización.

                                                                                                                   

                                                                                                                  Piercings - Signos y Síntomas

                                                                                                                   

                                                                                                                    Signos y Síntomas

                                                                                                                    Las verrugas se manifiestan en forma de pápulas (tipo de lesión en la piel, con un diámetro menor de 1 cm) bien delimitadas, redondeadas y rugosas. Tienen una consistencia firme y un color similar a la piel. Generalmente, su tamaño oscila entre 1 mm y 1 cm. Las verrugas pueden aparecer de forma aislada o formando agrupaciones más o menos extensas. Normalmente, son indoloras e inofensivas. Excepcionalmente, pueden ocasionar sensación de picor o dolor.

                                                                                                                     

                                                                                                                    En el caso de las verrugas genitales,  en la zona genital pueden aparecer pequeñas protuberancias de color blanco o carne, o bultos más grandes, carnosos como una coliflor. Es probable que no causen dolor, pero a veces pican y pueden ser difíciles de detectar. A menudo, en el cuello del útero se puede experimentar algo de sangrado o flujo vaginal de color inusual.

                                                                                                                    Verrugas - Signos y Síntomas

                                                                                                                      Signos y Síntomas

                                                                                                                      Los pies de atleta se manifiestan en lesiones cutáneas redondeadas, generalmente enrojecidas. Causan mal olor, picor, sequedad y agrietamiento de la piel en la zona afectada. A veces, aparecen unos bultitos rojos, escamosos con secreción y maceración de la piel. La erupción suele encontrarse entre los dedos de los pies.

                                                                                                                       

                                                                                                                        Signos y síntomas

                                                                                                                        El primer síntoma que lleva a las adolescentes a plantearse la posibilidad de hacerse una primera depilación es la aparición de vello corporal en zonas del cuerpo donde antes no lo había:

                                                                                                                         

                                                                                                                        -Aparición de vello en el pubis, las axilas y las piernas.


                                                                                                                        -Posible aparición de una pequeña cantidad de vello en la barriga, los pezones, el bigote o la zona facial en general.
                                                                                                                         

                                                                                                                        Estos signos suelen ir acompañados del resto de cambios hormonales que el cuerpo femenino experimenta en la adolescencia:


                                                                                                                        -Aumento de la sudoración.


                                                                                                                        -Aumento de los olores corporales.


                                                                                                                        -Piel más grasa.


                                                                                                                        -Aparición de granos en la cara y la parte superior de la espalda (acné).


                                                                                                                        -Primera menstruación.


                                                                                                                        -Cambios en la forma del cuerpo: ensanchamiento de las caderas, acentuación de la cintura y crecimiento del pecho.


                                                                                                                        -Crecimiento irregular de las distintas partes del cuerpo.

                                                                                                                         

                                                                                                                         

                                                                                                                        Depilación: la primera vez - Signos y síntomas

                                                                                                                        Zonas del cuerpo femenino dónde suele aparecer mayor cantidad de

                                                                                                                        vello.

                                                                                                                         

                                                                                                                         

                                                                                                                         

                                                                                                                         

                                                                                                                         

                                                                                                                          Signos y Síntomas

                                                                                                                          Los síntomas de piel seca incluyen:


                                                                                                                              –Piel deshidratada.
–Descamación.
                                                                                                                              –Arrugas.
                                                                                                                              –Grietas
                                                                                                                              –Aspereza.
                                                                                                                              –Irritación.
                                                                                                                              –Falta de brillo.
                                                                                                                              –Picor.
                                                                                                                              –Disminución de la transpiración.
                                                                                                                              –Tirantez en la piel, especialmente después de ducharse, bañarse o nadar.

                                                                                                                           

                                                                                                                          La piel gravemente seca puede causar grietas o fisuras, que pueden abrirse y sangrar, hecho que facilita posibles infecciones.

                                                                                                                           

                                                                                                                          Piel seca  - Signos y Síntomas

                                                                                                                           

                                                                                                                            Signos y Síntomas

                                                                                                                            Como decimos, la caída del cabello en el recién nacido se considera normal. Sólo en casos raros los bebés nacen con alopecia. Si ésta se presenta cuando el niño tiene más de seis meses, podría ser síntoma de algún problema.

                                                                                                                            Lo más recomendable es acudir al médico. La causa puede ser cierta medicación que el bebé esté tomando, lesiones en el cuero cabelludo o, lo más común, problemas nutricionales. En todo caso, el pediatra debe efectuar un diagnóstico.

                                                                                                                              Signos y Síntomas

                                                                                                                              Los hongos se manifiestan en lesiones cutáneas redondeadas, generalmente enrojecidas. Los hongos sólo causan una irritación leve en la zona afectada, aunque algunos pueden penetrar más profundamente y producir ardor, inflamación, ampollas y descamación.

                                                                                                                               

                                                                                                                              Síntomas de dermatofitosis o tiñas Pie de atleta: enrojecimiento, picor, sequedad y agrietamiento de la piel. A veces, se observa secreción y maceración de la piel.
                                                                                                                              –Tiña inguinal: enrojecimiento, picazón y ampollas.
                                                                                                                              –Tiña capitis: enrojecimiento, erupciones, picazón y en algunos casos la pérdida de cabello en la zona afectada.

                                                                                                                              Síntomas de candidiasis: –Candidiasis en la boca: aftas y manchas blancas, dolor leve y ardor.
                                                                                                                              –Candidiasis en los genitales femeninos: enrojecimiento y ardor, úlceras y flujo vaginal espeso y grumoso de color blanco o amarillento. Escozor después de la micción.
                                                                                                                              –Candidiasis en los genitales masculinos: puntos rojos, picazón y ardor, capa blanca sobre el glande.
                                                                                                                              –Candidiasis en las uñas: inflamación, color amarillento o negruzco y separación de la base de la uña.

                                                                                                                               

                                                                                                                                Signos y Síntomas

                                                                                                                                El alcohol atenta contra los nutrientes vitales de la piel y, por ello, ésta no luce tan bien como podría. El flujo de sangre aumenta, por lo que presenta más sudoración. La piel se deshidrata y envejece. Así pues, la piel pierde humedad, se vuelve más seca y, según en qué partes del cuerpo, se quiebra.

                                                                                                                                 

                                                                                                                                El alcohol, por otra parte, dilata los capilares y puede originar una rojez indeseada.La piel también tiende a adquirir un tono amarillento.

                                                                                                                                 

                                                                                                                                Si se sufre un problema de piel, el consumo excesivo de alcohol podría empeorarlo y agravar los signos de lesiones cutáneas. 

                                                                                                                                 

                                                                                                                                Algunas personas tienen intolerancia al alcohol e inmediatamente después de tomarlo presenta reacciones a los ingredientes de una bebida alcohólica, como congestión nasal y enrojecimiento de la piel.

                                                                                                                                 
                                                                                                                                Alcohol y Piel - Signos y Síntomas

                                                                                                                                  Signos y Síntomas

                                                                                                                                  Las pápulas del molusco contagioso son pequeñas, normalmente tienen entre dos y cinco milímetros de diámetro, pero pueden crecer hasta convertirse en un nódulo de color carne y apariencia de perla.Suelen presentar una pequeña hendidura o un punto en el centro y pueden formar filas o grupos, llamados montones, en los lugares donde el afectado se haya rascado más.

                                                                                                                                   

                                                                                                                                  Arrancarse las pápulas rascando o por rozadura extiende el virus a la piel adyacente. Ésa es su mayor complicación.Suelen ser indoloras a menos que se enrojezcan o se inflamen.

                                                                                                                                   

                                                                                                                                  Esta infección puede aparecer en muchas partes del cuerpo, con la excepción de las palmas de las manos y las plantas de los pies. En el caso de los niños, se observa con frecuencia en la cara, el cuello, las axilas, las manos y los brazos.
                                                                                                                                   

                                                                                                                                  Gravedad de la infección


                                                                                                                                  La infección se considera leve si presenta menos de 10 focos de pápulas, moderada si está entre 10 y 50, y seria si supera ese número.

                                                                                                                                  Por lo general, el problema no suele conducir a una enfermedad seria, pero es recomendable acudir al médico de cabecera o a un dermatólogo, que podrá hacer un diagnóstico preciso con un examen de las características pápulas.

                                                                                                                                  • Publicidad